Si estás pensando en pintar la casa, pero no te animas a utilizar colores claros por riesgo a que se manchen las paredes, no debes preocuparte, existe una solución para esto. Una de las ventajas de la pintura lavable es que solo necesitas agua y jabón.

Con niños y mascotas en casa, mantener las paredes limpias puede ser una tarea difícil, ya que es muy probable que se ensucien con facilidad. Por ello, en Mimar pintores de Pamplona queremos contarte por qué esta pintura es la mejor opción para que tu casa luzca impecable todo el tiempo. 

¿Por qué elegir la pintura lavable?

Este tipo de pintura posee un olor suave, no es inflamable, ni tóxica. Al trabajar con ella se obtiene un acabado satinado, debido a esto evita que la suciedad penetre al interior de la pared. Además, la pintura lavable se adapta a todos los espacios, tanto para zonas exteriores donde suelen afectar factores como contaminación y suciedad, como para espacios interiores donde hay riesgos de manchas de todo tipo. Entre las principales razones para elegirla podemos encontrar:

1. Lavable

Una de sus ventajas más obvias es como su nombre lo indica, se puede lavar tantas veces sea necesario. Es decir, no se necesita utilizar mucho para mantener las paredes limpias.

2. Ahorro económico

Al utilizar pintura lavable estarás ahorrando bastante dinero. Ya que no tendrás que pintar con tanta regularidad. Esto quiere decir que es una inversión a largo plazo, debido a que podrás mantener la buena apariencia de los espacios por más tiempo. 

3. Secado rápido 

Otra ventaja a considerar es que se seca muy rápido, incluso es recomendable contratar a pintores para particulares. De esta manera podrás acabar la obra con mayor rapidez, ya que otros tipos de pinturas requieren más tiempo de secado entre capa y capa.

¿Cómo se limpian las paredes?

Lo primero que debes hacer para mantener las paredes limpias es retirar el polvo con una aspiradora o plumero. Luego con una esponja, agua y jabón líquido se deben frotar las paredes. No es necesario hacer mucha presión, ya que la suciedad debe salir con facilidad. Cuando las manchas son más difíciles y el jabón líquido no es suficiente, puedes optar por agua tibia y detergente. Luego de la limpieza solo debes enjuagar con agua y listo, al secar tus paredes estarán como recién pintadas. 

Si quieres obtener más información sobre otras ventajas que ofrece la pintura lavable, no dudes en contactar con Mimar Pintores, estamos para servirte y resolver todas tus dudas. 

 

Call Now Buttonllama ahora