Si tu contrato de arriendo está a punto de terminar, por algún motivo manchaste la pared o simplemente quieres cambiar el color de la casa, entonces seguramente te preguntarás quién se hace cargo de pintar un piso de alquiler. Esto se debe a que en ese momento suele surgir la duda si debe ser el arrendatario o el inquilino, ya que es habitual que este tema no se hable en el contrato.

Por ello, en Mimar pintores en Pamplona hemos creado el siguiente artículo para que sirva como guía en esta decisión:  

¿Es obligación del inquilino pintar el piso durante la duración del alquiler?

En estos casos, lo ideal es contar con un contrato de alquiler bien definido. Pero, la verdad es que la mayoría de estos documentos no menciona específicamente la pintura, sino que hace referencia a cambios o reformas en el inmueble. 

Sin embargo, generalmente cuando los daños a la pintura son ocasionados por el arrendatario, debido a un accidente o mal uso de la vivienda, deberá ser él quien pague los gastos que conlleve pintar la pared o la casa entera. 

En caso contrario, cuando la pintura se ve desgastada por el paso del tiempo y el uso normal del inmueble, el propietario está obligado a hacerse cargo de la situación, ya que necesita conservar las condiciones de habitabilidad exigida por la ley. En cualquiera de las situaciones lo adecuado es contar con pintores para particulares en Pamplona, quienes facilitamos todo el trabajo, el cual se hará sin causar incomodidades y en el menor tiempo posible.

Por otra parte, es importante resaltar que debe existir una cláusula donde se establezca el compromiso del propietario de pintar la vivienda cada ciertos años de alquiler. También debe estar un apartado para saber cómo actuar cuando es el inquilino quien no ha cumplido con el acuerdo firmado.

¿Puede el arrendatario renovar el color de la casa?

Aunque el inquilino puede hacer uso de la vivienda que habita, los cambios o las situaciones que se presenten en el inmueble deben ser informados al propietario. Si el arrendatario quiere cambiar el color de las paredes, será el arrendador quien decida. 

La decisión que tome deberá estar respaldada en el contrato de alquiler, en el caso que se pueda, el arrendatario podrá pintarla en el color que desee, pero también se compromete a volver a pintar la casa en los tonos como fue entregada al inicio de todo.

Si por algún motivo esto no está incluido en el contrato, lo más aconsejable es que se le comunique al propietario lo que sucede en la vivienda o los cambios que se quieren hacer en la misma. 

Si deseas obtener mayor información sobre quién debe pintar el piso de alquiler, no dudes en contactar con Pintores Navarra, estamos para servirte.

 

Call Now Buttonllama ahora